Casa del Ayuntamiento

Justo en frente de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción se encuentra el Ayuntamiento. Se trata de un magnífico palacio que ha sido declarado Monumento Nacional.
No es rara la exaltación de los palacios en la arquitectura civil de Labastida. La villa fue en su momento uno de los principales núcleos poblacionales de la zona y, como herencia de esa época, se encuentra salpicada de mansiones palaciegas que convierten sus calles en un auténtico museo al aire libre. La Casa Consistorial es una de las muchas construcciones significativas que el visitante tendrá la fortuna de encontrar a su paso por el casco histórico, que, no nos cansamos de repetir, es un delicioso paseo por el barroco.
El edificio, de piedra de sillería, se construyó durante el siglo XVIII, entre los años 1730 y 1745, por el maestro Agustín de Azcárraga y el cantero Ignacio de Lizarralde.
El palacio del Ayuntamiento de Labastida o Casa Consistorial se ubica frente a la iglesia, en la Plaza de la Paz, auténtica plaza mayor y centro neurálgico de la villa y lugar de esparcimiento y encuentro social de sus vecinos. Es un edificio barroco pero de arquitectura muy clasicista y elegante, comenzado en el año 1732.
Es un edificio de dos plantas cuya fachada principal es de gran calidad artística. En la parte inferior se encuentra una bella arcada triple con arcos de medio punto a través de los cuales se accede a un amplio pórtico que ocupa toda la extensión del edificio y que cuenta con un banco de piedra adosado al muro.
En el interior, una magnífica escalera de piedra permite el acceso a la planta principal, que cuenta con tres amplios y artísticos balcones sobre voladizo; los tres se encuentran coronados por frontones semicirculares que guardan la simetría con los arcos de la parte inferior.
Tiene planta rectangular y su fachada principal se estructura mediante un primer nivel de tres arcos de medio punto que cobijan un porche o lonja. El piso superior muestra tres balcones adintelados envueltos por arcos murales. Entre estas estructuras y dando aire de verticalidad al conjunto se dispusieron pilastras corintias acanaladas. El remate superior es una terraza abalaustrada.