Es de cita obligada un ascenso al monte Toloño desde el parque de San Ginés (1.271m), la cumbre más visitada por su atractivo paisaje de colores cambiantes, donde historia y leyenda se dan la mano. En lo alto nos esperan bellas panorámicas como la del Ebro, dibujando con sus meandros la frontera natural entre Álava y La Rioja.

En sus proximidades merece la pena detenerse a observar las ruinas del Santuario de Nuestra Señora de Toloño y las neveras, hoyos circulares excavados en el terreno que antaño se llenaban de nieve para su venta en los pueblos cercanos. Además podrás encontrar otros atractivas como la ermita del Humilladero, Peña las 12 o el castillo.

Toloño tiene una influencia mágica sobre Labastida y una vez llegues arriba lo comprenderás. Según cuentan el nombre viene de un dios, el dios «Tolonium» y además de su belleza nos cobija de los vientos fríos que vienen del norte. En junio, se celebra una romería organizada por Labastida (y Salinillas), Peñacerrada y Rivas de Tereso, los municipios que a quien «pertenecen» sus tierras.

Para disfrutar a tope de este entorno por tu cuenta nada mejor que realizar las rutas a pie o en BTT. Es por ello que nos gustaría dejarte los siguientes enlaces:

Y para disfrutar en rutas guiadas de senderismo, bici (bici eléctrica), moto eléctrica o vehículo privado visita la página web de Rioja Alavesa Turismo o Thabuca Wine Tours, las dos empresas de turismo con las que contamos en el municipio.